30.10.98

Reflexiones de un Viajero

Fueron 6 meses de viaje (180 días de vuelta al Mundo), 30 países, más de 50 ciudades, 3 océanos, 4 continentes, 15.000 Km. en Europa, 1.500 fotos. Cambio de hemisferio, cruce de la línea del Ecuador, viaje al norte hasta Noruega, un invierno pasado por alto. Desde McDonald’s a las cremaciones en India y Nepal, de los canales de Venecia a los millones de chinos, del río Nilo al muro de Berlín.

Me he dado varios gustos: CDs de música del Mundo, Gilberto Gil en Turquía, cervezas de todo el planeta, hoteles 5 estrellas, moteles de pocas monedas, campamentos de montaña, 10 budas a 1 dólar, pañuelos de seda, artesanías en jade, remeras y relojes.

Pero algo que se rescata del viaje es el saber que uno no va a perder jamás la capacidad de asombro, ya que en cada rinconcito del Mundo (y también del Uruguay) existe algo nuevo, algo raro, algo misterioso, algo bello, algo irrepetible, algo inimaginable. En cada lugar que he estado se nos han llenado los sentidos: parques hermosos, cascadas increíbles, comidas distintas, músicas nuevas, bosques y montañas llenas de verde.

Cada lugar tiene su toque particular, tiene su forma de ser, su originalidad, sus hermosuras, y muchas veces sus horrores. Así que a la clásica pregunta: "¿qué te gustó más?" no hay respuesta que realmente sea justa. Cómo decir que Praga, Bergeim o Venecia son los "pueblitos" más bonitos y acogedores, o si el color turquesa de los ríos en las montañas de Interlaken en Suiza es de no creer. Cómo animarse a decir que la prolija urbanización, orden y solidaridad de los países nórdicos (Suecia sobre todo), alemanes y belgas es más destacable que la alegría de italianos y españoles. Cómo podría hacer para dedicarle más tiempo a lo sorprendente que son los norteamericanos o los nepalíes, pasando por alto el hambre de la India, las contradicciones de China o el sorprendente éxito económico de Singapur y Hong Kong. No puedo hablar de las magníficas playas de Hawaii si estuve además en las de Thailandia, Grecia, España y Francia. En serio que es difícil decidir si la cultura que encuentra en París, puede superar a la que nace en cada pedacito de tierra de Egipto o de cada calle de Hungría o Austria.

Si me preguntan donde iría a vivir, la respuesta es obvia: Uruguay, paisito lindo, con mi gente, con el río ancho como mar, con las playas, con los montes, con los problemas que nos quedan por superar, y las muchas cosas por cambiar. Pero es cierto que Inglaterra es confortable, que lo que queda del socialismo sueco te puede ayudar, que Brujas es para enamorarse, que Nepal es un sueño, y que los españoles y tanos nos hacen sentir como en casa.

El viaje es un quiebre, un cambio (tremendo) en la vida, que significa quemar una etapa para encender otra(s). Vuelvo lleno de ganas, con ánimo y con nuevas experiencias de vida. "Tolerancia" es la palabra que más ha resonado en las cabezas de quienes viajamos. "Cambio" es lo que surge del alma de algunos al ver el Mundo, al reconocer carencias y virtudes en nuestro planeta. "Amor" es lo que se planta en el corazón como la gran bandera.

Esto es el viaje. Mucho más que miles de dólares en vuelos, alojamiento, paseos y transportes. Muchísimo más que souvenirs, recuerdos y regalos. Más aún que los lugares. La "gente" es lo que se destaca. La distancia también nos ayuda a no vernos tan "tercer mundistas" ni tan "solidarios y macanudos" como nos creemos.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


20.10.98

Ley de Murphy

El Viaje de Ciencias Económicas es un viaje largo y multitudinario, así que las cosas no siempre suceden como uno quisiera, lo que dio lugar a varias leyes anexas a la famosa Ley de Murphy: "Si algo puede ir mal, irá mal".

Muchas veces nos pasa que luego que suceden los hechos, o después que vivimos las anécdotas, nos queda la sensación de habernos perdido una foto increíble, así que formulamos la Ley de La Foto: "No dejes para mañana la foto que puedes sacar hoy".

Como el pasto siempre crece más verde del lado del vecino, creamos el Teorema de Unicidad: "La probabilidad que un lugar esté hermoso es inversamente proporcional a la cantidad de gente que lo pueda haber visitado". A lo que se le suma el Corolario de A. Jenos: "El viaje perfecto lo hace uno mismo, aunque en nuestro interior sabemos que siempre el compañero de asiento lo vivió mejor".

La vida de las compras en el lejano oriente nos llevó a un par de leyes interesantes. La Ley de Mc Agaron: "Siempre lo podría haber pagado un poco menos" y la Ley de Lejano: "Mi compañero ocasional de asiento seguramente lo compró por menos".

El día a día tampoco es una cosa sencilla, así que por ahí aparece el Axioma de Oriente: "El aire acondicionado funcionará peor cuanto más calor hay", y las Bases del Teorema Matinal: "El desayuno es el más completo, el día que no puedo comer nada. La calidad del desayuno es directamente proporcional a la liquidez intestinal".

La Ley de la Nube, nunca falla: "Seguramente lloverá el día que no ponga la campera de lluvia en el bolso de mano".

En Estados Unidos funciona la Ley del Chicano: "Cuanto más difícil es comunicarse en inglés, mayor probabilidad de que el interlocutor hable perfectamente español".

Los pesimistas en el grupo nunca faltan, así que crean su propia versión del Principio de lo Devengado: "Todo problema puede adelantarse", o "Ante cualquier buena noticia se debe esperar a que se verifique, suceda y se confirme... mientras que las malas noticias se reconocen ante la mínima probabilidad de que sucedan".

Los guías nos dan sus propias leyes y teoremas: Ley de Sony (guía de HongKong): "Los guías están para ayudarte", el Corolario de Krishna (guía de Nepal): "En mi negocio todo es mucho más barato y bueno", un segundo Corolario de Gonzo (guía de China): "Puede ser que sea así, pero no puedo hablar sobre ello", y un Corolario final de Alí (Egipto): "Mi bote es más caro, pero tiene seguro de vida". A lo que se le suma el Principio Fundamental del Guía: "El programa es incambiable".

Para terminar algunas versiones propias del mundo asiático. La Ley Maoista: "Toda carne que no sea asimilable a la de vaca, es pato", junto al Corolario del Gato: "Y si es pato, es rico".

Algunos igual no le hacen asco a nada, así que finalizamos con el Corolario del Turco Abad: "Ojos que no ven, diarrea que no se siente".


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


15.10.98

Diccionario del Viajero

En Guillín (China) tuvimos uno de los puntos más altos en cuanto al uso del idioma, cuando un compañero de viaje intentando hablar inglés, preguntó a un comerciante "How much el nidou?", para comprarle un nido de pájaro que estaba colgado en su tienda (en el medio del bosque).

Pero obviamente no fue el único caso. Frases como "one the este y one del otro" o "iu sai jau mach" fueron de uso habitual por varios de nosotros.

El vocabulario básico del viajero debería incluir:

  • cheaper please!
  • so much expensive for me!
  • boarding pass
  • check in / check out
  • over bucking
  • place available?
  • someplace to access Internet?
  • safety box
  • travelers
  • gifts
  • souvenir
  • uruguayan student group
  • thirty six photos film
  • little country between Argentina and Brazil
  • one dollar
  • one Big Mac, coke, no ice, please
  • excurse me, is it possible to ...


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


7.10.98

De regreso a casa (URUGUAY)

Montevideo - Uruguay, 07/10/98

Me bajo del avión, y llego a otra ciudad. Otro destino más del viaje.

Desde el cielo, el aeropuerto parecía una pequeña casita, y al bajar del avión hay que subirse a un ómnibus para llegar al edificio de arribos. En la calle el transito es una locura, y los autos arrancan con el semáforo en amarillo. Los taxis no tienen el importe, sino una tarifa en fichas que se consulta en un listado. Los ómnibus en la ciudad se detienen para que el chofer baje a comprar cigarrillos. En las esquinas niños pobres hacen malabares pidiendo dinero a los que pasan.

Parece que llegamos otra vez al Tercer Mundo, la ciudad es vieja pero no tanto como en Europa. Los edificios son altos, pero no llegan a la altura de Nueva York. Todo parece moverse a un ritmo lento como en Asia, pero sin tanta gente, sin ojos rasgados y sin animales en la calle (salvo algunos perros, y carros tirados por caballos que juntan basura).

No es Katmandú, ni Varanasi. Tampoco es Beijing o Bangkok. Parece una ciudad europea, que mezcla estilos italianos, españoles, portugueses e ingleses. Tiene rambla pero no es Barcelona, interminables playas sin ser la Costa Azul. Territorio suavemente ondulado, sin las montañas suizas ni los ríos caudalosos de Interlaken.

Se destacan algunos edificios imponentes, como el Parlamento o un Palacio en pleno centro. También el casco antiguo de la ciudad, su vieja estación de trenes, y la moderna torre de telecomunicaciones. Plazas muy cuidadas, grandes parques arbolados y el sol tibio del atardecer sobre la costa.

Ya no cargo con la maquina fotográfica, ni el pasaporte. Repetiré esta misma cama varias noches. No necesito una guía ni un mapa. El idioma no es un problema, y dejé de ser un turista de paso.

Volví a casa, al dulce de leche, el asado, la rambla, los amigos, la familia. Volví a Montevideo.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


2.10.98

La Gran Manzana (USA)

Nueva York - USA, 02/10/98

Son cinco días en New York, que coinciden con mis últimos cinco días de viaje.

La entrada a USA fue extraña, pues en el control de migración no les gustó demasiado que tuviera tantos sellos de países árabes en el pasaporte, y no comprendían como un estudiante podía estar viajando por el Mundo durante 6 meses.

Cometí el error de no responder una pregunta del formulario de aduana (pues no la entendí), y me pasaron al control de equipaje. El funcionario repitió todas las preguntas que ya había formulado el hombre de migraciones, y ahora quería que yo desarmara mi mochila. Imaginen que con tantos meses de viaje, aquello era imposible de cerrar, así que le dije que si la abría, él la tendría que cerrar. Miró a ambos lados y me dejó pasar.

En la Gran Manzana recorrimos sus lugares típicos: el Edificio Empire State (excelente vista de la ciudad - si suben de noche olvídense de tener buenas fotos), el Madison Square Garden (lugar de los mayores eventos), los teatros de Broadway (que tienen centralizada la venta de tickets en una gran oficina), la Iglesia de San Patricio, y un edificio finito (Flatiron Building) en una esquina que siempre aparece en las películas.

Estuvimos en las Torres Gemelas (World Trade Center), en el Barrio Chino, el Puente de Brooklyn, la Estatua de la Libertad, y en Wall Street en la bolsa (NY Stock Exchange).

Un poco de cultura con el Museo de Arte Moderno (MoMA) y el Metropolitano, referentes a nivel internacional.

El Central Park es realmente gigante, acorde con toda la ciudad: los edificios son altos, las calles larguísimas y anchas, la cartelería publicitaria enorme, y el tránsito caótico (mucha contaminación sonora). Y la bandera norteamericana por todas partes.

Cuando suban al ómnibus no esperen que el chofer les dirija la palabra, y lleven cambio justo, pues hay que tirar las cuatro monedas de 25 centavos en un embudo, y no hay otra forma de pagar el ticket. El subterráneo no transmite mucha seguridad, así que evite usarlo durante la noche. Es como sacado de una película el vapor que sale desde las alcantarillas del Metro.

La mañana que caminamos rumbo al Central Park íbamos contra la corriente de gente que se movía hacia el centro financiero, y fue una locura. La ciudad tiene más de con 8 millones de habitantes, y en el área metropolitana son casi 22 millones de personas.

Cuando visitamos San Francisco encontramos más marginación que pobreza, pero aquí hay ambas cosas. Gente que está por fuera de la sociedad y otros que realmente necesitan dinero.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


30.9.98

Despedida de Europa (FRANCIA)

Limoges - Francia, 25/09/98

Al salir de Andorra nos dirigimos al norte, por la autopista A20 rumbo a Paris. Pasamos una noche acampando en el Camping D'uzurat de Ville Limoges (hay que tomar a la izquierda en la sortie 31).

Son casi 900 Kms. desde Andorra a Paris, así que esta fue una de las dos escalas que hicimos.

Es una ciudad pequeña (134.000 habitantes). Un lindo rincón de Francia, conocido en el Mundo por su porcelana. Forma parte de la región de Limousin.


Pithiviers - Francia, 26/09/98

Faltando unos 75 Km. para llegar a Paris acampamos en Domaine de la Joulliere (45480 Andonville - a la salida de Orleans, antes de llegar a Pithiviers). La ciudad de Pithiviers es el centro comercial del azafrán.

Este tramo nos dimos el gusto de visitar los castillos en el Valle del Loira, tierra de castillos en torno al río Loira.


París - Francia, 27/09/98

De regreso en París nos quedamos en el Apart Hotel Orion (Rue des Innocents, 4) y pagamos un Ticket Metro Bus RER por 3 días (21 dólares), y cuando llegó el momento de partir al aeropuerto lo hicimos en taxi (Shuttle, 13 dólares por persona).

En esta segunda visita estuve en la Plaza Le Châtelet (una plaza con una hermosa estación de Metro y un gran teatro), el Musée d'Orsay (que era estación de tren y fue reformada en museo), la Plazoleta de L'Uruguay (un pequeño triángulo entre el Arco del Triunfo y la Torre Eiffel), el Palais de Luxembourg (construido por María de Médicis en el 1600, donde funciona el senado francés), el Edificio Montparnasse (la mejor vista de la ciudad, cerca se ve la torre Eiffel y a lo lejos la Defensa), y el Museo del Vino (Rue des Eaux / 5 Square C. Dickens 75016 Paris)

En las afueras de París fuimos al famoso Palacio de Versalles de Luis XIV (El Rey Sol). Un edificio muy grande, con importantes jardines, y muy bien conservado.

Una mención aparte es para las Galerías Lafayette (durante el viaje cumplimos y fuimos a las más importantes: Harrods en Londres, El Corte Inglés en Barcelona). Es increíble como están pensadas para todo público, desde las mejores marcas, hasta maquillaje barato y mesas ofertas en la vereda.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


23.9.98

Paraíso Fiscal en los Pirineos (ANDORRA)

Andorra la Vella - Andorra, 23/09/98

Andorra es un gran free shop de 65.000 habitantes y 468 Km2. En la frontera entre Francia y España, se mantiene gracias a las ventajas fiscales, y a su amplia variedad de buenos productos (perfumes, cigarros y relojes).

Pero además es un hermoso rincón entre las montañas de los Pirineos. Al llegar una rotonda con fuente, nos da la bienvenida, y promete una hermosa ciudad.

El principado se divide en regiones llamadas Parroquias. Nosotros pasamos por varias, y nos encontramos con hermosos lugares. Llama la atención la pirámide de vidrio en las Termas de Caldea, y por supuesto sus casas e iglesias de piedra. Hay un hermoso puente de piedra (La Margineda) sobre un río caudaloso pero pequeño, en Santa Coloma.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


19.9.98

La Costa Brava en Catalán (ESPAÑA)

Palamós - España, 18/09/98

La dulce y afrancesada Costa Azul en el Mediterráneo, se transforma hacia el sur en la Costa Brava catalana, separadas por el Golfo de León.

Aquí las playas (rocosas por cierto) están cercadas por montañas mucho más cercanas a la costa que en las ciudades anteriores que visitamos. Hay pueblos de pescadores que sobreviven al desarrollo del turismo y las grandes ciudades.

Rumbo a Barcelona nos quedamos en una cabaña del Camping Vilarroma (Calle del Mar - Av. Catalunya 44, en Palamós - provincia de Gerona).


Barcelona - España, 19/09/98

Saliendo de Barcelona por la Autovía Castelldefels, nos instalamos en una carpa en Camping El Toro Bravo (Carretera C-246 Km 11 Viladecans). Desde allí (nada cerca del centro) fuimos en camioneta a hacer los paseos como buenos turistas, pero la demora es infernal (a la hora pico las autopistas - que incluso habilitan más de una senda de salida - se hacen intransitables). Hay que probar moverse en tren. Una publicidad muy inteligente en la autopista decía algo así: "si puede leer este cartel es que no va al centro en tren".

Barcelona es como estar en casa. Tiene de todo para el turista: casco antiguo, catedrales, parques y plazas, grandes avenidas, calles angostas con músicos en la calle, edificios increíbles, esculturas modernas. Y como si todo eso fuera poco, tienen además puerto y playa.

Los clásicos recorridos turísticos en Barcelona, nos llevaron al Arco del Triunfo (construido para la Exposición Universal de 1888), la Catedral Barri Gotic (en la ciudad vieja), la Torre del Ayuntamiento, la Plaza de la Cascada y el importante Estadio de Montjuic (estadio olímpico de 1992).

Aquí la rambla corre desde la Plaza de Catalunya hasta el puerto, terminando en la Plaza Cristóbal Colón. Se le llama "las ramblas" pues cada tramo tiene un nombre diferente, hasta llegar al embarcadero y el puente.

El famoso arquitecto Gaudí tiene en Barcelona excelentes obras, entre ellas: la iglesia inconclusa de la Sagrada Familia, la Casa La Pedrera (con originales chimeneas), la Casa Batllo (llena de azulejos y cerámicas) y el maravilloso Parque Guell (con escalinatas y columnas).

También estuvimos en la Plaza de Toros Monumental, donde las corridas son realmente una fiesta popular (principalmente de los más viejos), pero también están las organizaciones protectoras de animales que hacen sus protestas a la entrada, y les advierten a los turistas de que se trata de un espectáculo macabro (la mayoría de los visitantes, sale a los 15 minutos de empezar).

Una de las mejores vistas de la ciudad es desde el Palau Nacional en la Plaza España.

Casi todos los carteles están en catalán, e incluso el menú que te traen en los restaurantes es en el idioma local, aunque si uno lo solicita se lo cambian por uno en castellano. Eso si, nunca diga "en español", pues le responderán "querrá decir en castellano, pues el idioma español es el catalán".


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


17.9.98

Principado con vista al mar (FRANCIA)

Monte Carlo - Mónaco, 15/09/98

De vuelta por Mónaco repetimos la visita al Palacio Real y los otros rincones clásicos del principado.

Para dormir volví al Camping Plateau St. Michel (Mentón), pero esta vez armamos la carpa.

Antibes - Francia, 16/09/98

Antibes fue nuestra alternativa para evitar dormir en Niza o Cannes que son un poco más costosas y congestionadas. Optamos por una carpa en el camping Le Rossignol (2074 Av. Jean Michard Pellisier ), y desde allí seguimos por la costa (Saint Tropez, Marsella, etc), para luego subir un poquito hasta Avignon, y seguir viaje rumbo a España.

Avignon - Francia, 17/09/98

Como me sumé a una segunda camioneta, me tocó repetir algunos destinos, como es el caso de las ciudades de la Costa Azul y la propia Avignon. Así que aquí simplemente me remito a mi primer comentario de la zona.

Esta vez nos quedamos en el Camping Bagatelle (Ile de la Barthelasse, en la isla frente al puente Daladier).


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


14.9.98

El Imperio Romano (ITALIA)

Roma - Italia, 11/09/98

El corazón del Imperio Romano nos recibe, luego de 1 hora de viaje (bus o metro) desde el Camping Tiber (Via Tiberina Km. 1,400 - Prima Porta), donde armamos la carpa.

En un breve recorrido por la ciudad (da para mucho más) nos encontramos con algunos lugares muy interesantes: Parlamento (Altare della Patria, un edificio enorme de 1885), Fontana di Trevi (como marca la tradición tiramos monedas a la fuente para volver a Roma), Palazzo di Giustizia (construido como Tribunal de Roma en 1889), Plaza España (desde la escalinata de la Iglesia Trinita dei Monti se hacen los desfiles de moda), el Coliseo (hay actores disfrazados de gladiadores y soldados romanos para tomarse fotos), y un Arco del Triunfo italiano.

Ciudad de Vaticano: Pizza San Pietro (con la imponente basílica papal), La Piedad de Miguel Angel (que fue dañada por un fanático y ahora está detrás de un vidrio antibalas), San Giovanni in Laterano (fue la primera basílica cristina de la ciudad y actualmente es la Catedral de Roma), y los mil lujos de la capital del cristianismo.


Pisa - Italia, 13/09/98

Acampamos en el Campeggio Torre Pendente (Viale delle Cascine 86). La ciudad de Pisa es muy pequeña asi que todo estaba muy cerca.

La recorrida nos llevó básicamente a la Piazza dei Miracoli, con el Duomo, la Catedral (construida por Buschetto en el año 1063) y la Torre (que comenzó a construirse en el año 1174 y aún sigue inclinándose para la tristeza de los arquitectos, y la felicidad de los turistas - principalmente japoneses - que aprovecha para tomar fotos tontas).


Génova - Italia, 14/09/98

Desde Austria entramos a Italia en Venecia (a los pies del Mar Adriático), luego bajamos con rumbo sur pasando por Florencia hasta Roma, y ahora seguiremos por la costa del Mar Mediterráneo rumbo a Francia y a la Provence-Alpes-Côte d'Azur.

En Génova armamos la carpa en el Campeggio Villa Doria (Via Al Campeggio Villa Doria, 15) . Para ir al centro había que tomar un Tren IRU (10 minutos).


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


10.9.98

L'arte di Venezia e Firenze (ITALIA)

Venecia - Italia, 07/09/98

Venecia está siempre repleta de turistas (más de 25.000 diarios, que llegan a ser 103.000 por día durante el carnaval), pero aunque parezca increíble sus calles empedradas y sus canales parecen silenciosos, como si se tratara de una ciudad abandonada, detenida en el tiempo.

Acampamos en el Camping Rialto (Via Orlanda 16). Es muy lejos, hay que combinar tren y ómnibus (2 dólares el pasaje al centro). El centro de la ciudad tiene muy restringido el acceso de vehículos.

Los paseos: El Gran Canal (con 4 Km de largo, de 30 a 70 m de anchura y 5 m máximo de profundidad), el Palazzo Ducale (del siglo X), la Piazza San Marco (Napoleón la consideró la plaza más bella de Europa), el Campanile (vale la pena subir), el Puente de los Suspiros (que tiene poco de romántico, pues era la última oportunidad que tenían los condenados a muerte de ver el exterior, ya que unía la corte de justicia y la cárcel).

La ciudad es tan famosa que abundan los comentarios y experiencias, pero al menos en lo personal me resultó tan romántica como uno se la puede imaginar. No hay olor a agua podrida como algunos habían dicho, quizás por el programa de limpieza de los canales (desde 1998, los vacían por completo con diques y limpian el fondo).

Salvo los edificios históricos, las casas en general están bastante estropeadas, lo que le da un toque antiguo y llama a tomar muchas fotografías. Uno no se cansa de las góndolas y los palos blancos con la franja roja en espiral.


Florencia - Italia, 09/09/98

Esta vez fue buena idea armar la carpa en el Camping Michelangelo (Viale Michelangelo 80), pues aunque el piso es muy duro (clavar una estaca en la piedra parece imposible), es cerca y un ómnibus que hace un recorrido circular nos deja en pleno centro (boleto 4 viajes 3,40 dólares). Además está en una zona alta, con una hermosa vista de Florencia.

Un puente muy original es el Ponte Vecchio que cruza el río Arno, y tiene la particularidad de estar repleto de comercios como si fuese una calle más de la ciudad.

Otros paseos: La torre di Palazzo Vecchio, el Museo de los Uffizi (que atesora la fortuna pictórica de los Médicis), la Fontana de Neptuno (en la Piazza della Signoria), la Campanile di Giotto (iglesia en el duomo de Santa Maria del Fiore del siglo XIV).

Imperdible es El David de Miguel Angel, que después de tantos años de ver la réplica que hay en Montevideo, uno descubre cual es su verdadera magia. Los detalles tallados en el mármol blanco de 409 cm. de altura tienen un realismo increíble.

Mientras caminábamos por la ciudad encontramos las tumbas de Dante Alighieri, Miguel Angel, Galileo Galilei y Maquiavelo en la iglesia Santa Croce.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


5.9.98

Cuna de Mozart (AUSTRIA)

Salzburgo - Austria, 05/09/98

En esta ciudad nació en el año 1756 Wolfgang Amadeus Mozart, convirtiendo a Salzburgo en una visita obligada para los amantes de la música clásica. Aquí el lugar más famoso es la Fortaleza de Hohensalzburg, que empezó a construirse en el año 1077 y se desarrolló hasta el siglo XV.

Nos quedamos en una casa rodante en el Camping Panorama Stadblick (Rauchenbichler Str. 21), cerca de la autopista A1 Salzburg Nord.

Es otra ciudad paradisíaca, con sus callecitas, sus hermosos paisajes de montaña, y sus jardines (Mirabell Platz).

Sobre el río Salzach hay varios puentes, entre ellos el Makart Steg. Para disfrutar de la vista de la ciudad, lo mejor es hacerlo desde el Casino (Castillo Schloss Mirabell).

En la plaza Dom Platz se encuentran varios lugares históricos y la iglesia Franziskanerkirche. A pocas cuadras de allí el ayuntamiento (Rathaus), donde comienza la calle Getreidegasse (Gezellig straatje). En esta calle conocida como la "Calle del Grano", no solo encontramos la casa donde nació Mozart, sino también un gran número de tiendas.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


3.9.98

Hunos y Vampiros (HUNGRIA)

Budapest - Hungría, 03/09/98

La historia de Hungría tiene mucho que ver con los hunos, el imperio Austrohúngaro, y también con los cuentos de vampiros por la cercanía con Transilvania (incluso vimos una reproducción del Castillo de Transilvania).

Nos instalamos en una cabaña en el Camping Romai (Szentendre ut 189) que no es muy cerca y requiere tomar un tren (HEV) para llegar hasta el centro de la ciudad, sin necesidad de andar en la camioneta.

Un ticket por 24 horas para el Metro de Budapest cuesta unos 3 dólares. Se trata del segundo Metro más antiguo de Europa.

Es un país que no está cubierto por el seguro europeo, así que tuvimos que contratar en la frontera un Seguro Adicional Contra Terceros por 35 dólares.

La ciudad tiene dos partes separadas por el río Danubio que, aunque parezca broma es cierto, se llaman Buda y Pest. En realidad había una tercer ciudad que se llamaba Obuda, que desapareció cuando las tres se unificaron para formar Budapest.

Entre los lugares visitados de Buda: Iglesia Matías (Mátyás-templom, con un hermoso vitral en el altar principal), el Bastión de los Pescadores (desde donde los pescadores defendía la ciudad por el año 1905), el Palacio Real Budavari Palota, y la Galería Nacional de Arte.

Cruzamos el río Danubio, aprovechando para disfrutar el paseo por el Puente de las Cadenas (Szechenyi Ianchid).

Del otro lado del Danubio está la ciudad de Pest con: el edificio del parlamento (que es uno de los mayores edificios legislativos de Europa), la basílica de San Esteban, así como también en el Parque Varosliget (junto al parque está la Plaza de los Héroes, el castillo de Vajdahunyad, el Zoo, y los baños termales Szechenyi).

A la noche, nos despedimos de Budapest con una cerveza húngara (Kaiser) en Anna Café (V. Váci utca 5).


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


1.9.98

El Imperio del Este (AUSTRIA)

Viena - Austria, 01/09/98

Ahora nos vamos un poco más al Este para llegar a las costas del río Danubio, y disfrutar de Viena, la capital de Austria (Republik Österreich, que significa ‘Imperio del Este’).

El recorrido empezó en Heldenplatz, una plaza enorme con el Palacio de Invierno como gran edificio principal, y los Jardines (Burggarten) convirtiendo todo esto en una gran escenario para la monarquía.

Luego visitamos el Parlamento de Viena, el majestuoso Ayuntamiento (Rathaus) y la Iglesia Votiva (Votivkirche) construida en el año 1879 con estilo neogótico.

Uno de los lugares más bonitos es el Palacio de Verano (Schloss Schönbrunn) con jardines interminables, y la construcción principal que tuvo su auge a fines del siglo XVIII.Para alojarnos optamos por unas cabañas en el Camping Platz der Standt Wien (Wien West II - A1140, Huttelberstrasse 80).


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


29.8.98

Noches de Jazz y Blues (REP CHECA)

Praga - Rep. Checa, 29/08/98

Un largo viaje en tren desde Paris, para volver a Praga.

Después de tantos meses de viaje, se siente extraño llegar a un lugar "conocido". Por suerte me tocó repetir una ciudad de la cual me fue fácil enamorarme, así que me dediqué a disfrutar, en lugar de simplemente hacer turismo.

La espera frente a la embajada uruguaya en Praga (cerrada por ser fin de semana) fue bastante larga, pues mis nuevos compañeros se demoraron en llegar. Mientras esperaba almorcé en un restaurante local (U Voja Cku). Rico pescado, y como había escrito antes, muy barato para lo que son los precios europeos.

Con este nuevo grupo los alojamientos fueron más económicos, apostando básicamente a camping donde a veces acampábamos y otras veces usábamos cabañas. En Praga la opción fue la de unas cómodas cabañas en el Autocamp Trojska (Trojska 375/157).

Una vez instalados, mientras los compañeros hacían los recorridos turísticos (que yo ya había hecho) me dediqué a visitar nuevamente mis dos lugares favoritos de la ciudad: El Castillo de Praga (en cuya torre había un condenado a muerte que extendió su vida tocando el violín, ya que era tan bueno que la gente prefería escuchar su música antes que lo mataran), la Iglesia Gótica (con sus torres de 58 metros de alto) y el Puente sobre el río Moldava del año 1357 (con la música de la banda de jazz del puente, de la cual me traje un CD).

Por la noche pudimos disfrutar un poco de música. En dos noches diferentes fuimos a dos lugares bien distintos: por un lado al tradicional Reduta Jazz Club (fundado en 1958 y que se cuenta como uno de los primeros de Europa) donde tocaron grandes del jazz y algunos otros famosos como Bill Clinton en el saxo. Allí pagando una entrada nada cara (3,75 dólares) vimos una banda local llamada "El ojo del huracán".

La otra experiencia musical fue en un pub más pequeño (U Malého Glena), donde tocaba "Stan The Man" Bohemian Blues Band presentando su disco: "Liquor, Love & Lies". Realmente muy buenos. Los dos primeros temas dejaban lucirse al guitarrista con muy prolijos solos, pero luego ocupó su rol fijo de bajista y su titular fue aún mejor. Los músicos iban rotando desde las mesas del público, alternando bateros, guitarristas y pianistas al mejor estilo jam session.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


28.8.98

Luces de París (FRANCIA)

Lyon - Francia, 23/08/98

La visita a Lyon fue rápida, a penas conocimos la Basílica de Fourvière (que tiene una muy buena vista de la ciudad), y en seguida tomamos ruta a Paris.

Pasamos una noche en el Hotel Fórmula 1 - Lyon Chasse sur Rohne (Rue F Mistral). Esta cadena se caracteriza por funcionar casi automáticamente con muy poco personal. No hay muchas comodidades pero es rápido y práctico para quien está viajando.

París - Francia, 28/08/98

En París no es fácil resolver el tema del alojamiento. Es buena idea, al igual que en Inglaterra, tener algo resuelto al menos para las primeras dos noches. Nosotros tuvimos suerte, y encontramos el Lux Hotel (bueno, sencillo y céntrico: 8 av. Corbera - Revilly - Diderot) y desde allí nos manejamos en Metro por la ciudad.

La ciudad es grande, pero se recorre fácilmente utilizando el metro (conviene comprar un pase turístico PARIS VISITE que venden para circular libremente durante varios días). Los lugares para visitar son muchos y muy dispersos (las cuadras parecen eternas al hacerlas caminando). Viajar en metro implica hacer combinaciones de trenes, pues en general no hay uno que te lleve directo a donde vas. La noche tiene su movimiento, pero hay que tener en cuenta que la mayoría de los metros dejan de pasar a cierta hora.

La recorrida empezó recordando el viaje a Egipto, pues en la Plaza de la Concordia los franceses lucen un Obelisco de Luxor con la punta de oro, de la época de los saqueos imperiales. Incluso al pié está detallado el proceso de traslado.

Luego, el Arco del Triunfo (tuvimos que hacer caso a lo que decían los folletos y cruzar usando el túnel subterráneo, pues el transito es caótico). En el centro una llama permanente recordando el soldado desconocido, y dentro un museo. Desde allí muy buena vista para tomar fotos sobre la Av. Champs Elysee. Hay otro arco en la Plaza Carrousel.

En lo alto de la Torre Eiffel (que lucía una cuenta regresiva para el año 2000), están las distancias a varias ciudades del Mundo, entre ellas Montevideo (10.933 Km del hogar). Frente a la torre las fuentes de la Plaza Trocadéro, un lindo lugar para pasar un buen rato.

Otra buena recomendación es visitar la Torre Eiffel de noche (unos U$S 10 por el ascenso), y tomar las fotos panorámicas de la ciudad durante el día en lo alto del Edificio Montparnasse.
Paris es una ciudad para tomársela con calma, y disfrutarla. Un paseo por la costa del Río Sena es algo que se disfruta. El Pont Viena es el más cercano a la Torre Eiffel, y más adelante está el Pont Royal, y la Isla de la Citè con la iglesia Sainte Chapell y sus 600 mts2 de vitrales.

La Iglesia de Notre Dame con sus torres góticas, se hace difícil de fotografiar por la falta de distancia. Otros edificios: Santa Magdalena (Magdalenae), Museo Picasso (Edificio Solé), Les Invalides y la Tumba de Napoleón.

En la rápida recorrida por el museo del Louvre (con el detalle de la pirámide de vidrio, que encaja de maravillas con el edificio histórico) nos dimos el lujo de ver sus tres obras más famosas: La Mona Lisa (colgada muy alta, y tras una placa de acrílico, fotografiada por millones de turistas por segundo), la Victoria de la Samotracia (bastante ignorada, en un corredor que muchos pasan de largo sin notarla) y la Venus de Milo. También es muy bonita una estatua ecuestre de Juana de Arco en oro, a las afueras del museo.

Otros clásicos imperdibles son: la Universidad La Sorbonne, el Sacre Coure y la Opera de la Bastilla (construida por el uruguayo Carlos Ott) frente a la Torre de Julieta.

Los franceses tienen fama de pocos amigos de los turistas y algo de cierto tiene esto. Los parisinos no se esfuerzan por comprender otros idiomas, y están siempre como en una actitud de molestia ante la presencia de los visitantes. Hay muchos marroquíes, verdaderamente negros, por todas partes. Algunos africanos (hijos de las colonias francesas) visten sus trajes típicos.

Intentamos tomar algo en el Café de la Paix, pero los precios son de locura.

En la Explanada de la Defensa hay mucho para ver. Por un lado están los grandes edificios de la ciudad nueva, el moderno Arco de la Defensa, los ascensores panorámicos, y la increíble experiencia del Cine Dome - pantalla en forma de cúpula de 1.100 mts2 de pantalla, con 15.200 Kwts de sonido.

Desde París, un tren rápido a Praga (136 dólares), previo pago de una Visa por la segunda entrada a República Checa (U$S 41), para comenzar la segunda parte del recorrido: Austria, Hungría, Italia, España, Andorra y vuelta a París.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


22.8.98

La Costa Azul (FRANCIA)

Menton - Francia, 20/08/98

Al salir de Suiza hicimos un pequeño pasaje por Italia, visitando Torino (Turín) y el río Po, para luego cruzar los Alpes nuevamente y empezar nuestro recorrido por la Costa Azul francesa.

Para visitar el principado de Mónaco nos instalamos el Albergue Plateau - St. Michel que funciona en el Camping Plateau. El lugar es en la ciudad francesa de Menton (a pocos metros de la frontera con Italia, y muy cerca de Mónaco).

En Mónaco visitamos el Palacio Real (con otro cambio de guardia incluido), el Puerto de Yates, el Casino y recorrimos sus calles tal cual lo hace el Gran Premio de Fórmula 1.

Nos pasamos un semáforo en rojo en Mónaco, y luego hablar un rato español para confundirlos lo suficiente, nos perdonaron la multa.

Niza - Francia, 21/08/98

Les Relais International de la Jeunesse (26 Av. Scuderi - Cimiez) fue nuestro alojamiento en Niza, pero no es recomendable por ser muy estricto en los horarios y el funcionamiento general del albergue.

La Costa Azul es famosa por la belleza del mar Mediterráneo enmarcado en las montañas. Obviamente es un rincón hermoso del Mundo, con playas de agua transparente. Para no quedarnos con la idea que todo es playa, visitamos las ruinas de la antigua ciudad de Cemenelum, que incluye un anfiteatro y termas públicas.

También estamos en una de las mecas del cine: Cannes. La alfombra roja estaba lista para el 51ene Festival International du Film. Allí en el Bd. de la Croisette ofrecían un paseo de 15 minutos en Ferrari por 300 FF (unos 60 dólares).

Marsella - Francia, 22/08/98

Después de un dialogo impensable entre uno de los compañeros de viaje (que supuestamente solo hablaba español) y el recepcionista nocturno del Hotel Timotel (18, B. Rabatau), logramos alojarnos con un costo razonable, pues nos hizo un precio 3x2.

Esta ciudad era nuestra última escala en el Mediterraneo para luego tomar la ruta al norte que nos llevaría a París - final del primer tramo y cambio de compañeros de viaje.

En ruta pasamos por Avignon (famosa por el Palacio de los Papas y el Pont d'Avignon del siglo XII sobre el río Ródano). La canción infantil dice "sur le pont d'Avignon, l'on y danse, l'on y danse", y no entendía porqué decía "bajo el puente" en lugar de decir "sobre el puente" (uno cree que abajo de los puentes solo hay agua), pero nos encontramos que bajo el puente hay una isla pequeña donde funcionaba una taberna.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


18.8.98

El Uruguay de Europa (SUIZA)

Zurich - Suiza, 17/08/98

En Uruguay durante años crecimos escuchando que nuestro país era "la Suiza de América", así que esperábamos grandes descubrimientos al llegar a este país, famoso por los relojes, un ejercito basado en milicia*, y la cruz roja entre otras cosas.

Lo primero en visitar (cruzando desde Alemania) fueron las Cataratas del Rin (Rheinfall). Impresionante la fuerza del agua y las imágenes de la espuma blanca y el agua verde como mar. Para los que se animen, la experiencia de subirse a un barco y enfrentar el río es muy interesante.

Quien quiera evitar el costo del acceso a las cataratas del Rin (que no supera un dólar), puede usar un camino que sale a la izquierda rumbo a la estación del tren, justo antes de entrar al Castillo.

Frente al Lago Zurichsee (Hornstr 5 Richterswil) nos alojamos en el Albergue Horn, algo lejos del centro pero muy recomendable.

En Zurich además de la típica visita a la iglesia Fraumunster del año 1230, fue muy interesante ver una exposición en plena ciudad de vacas. Varios artistas modificaron reproducciones de vacas, pintándolas y ambientándolas en la ciudad.

La noche en Zurich vale la pena. Muchos boliches y mucho movimiento nocturno.

Ginebra - Suiza, 18/08/98

Rumbo a Ginebra pasamos por Interlaken, que es como un pueblo en medio de la nada entorno al famoso río Aar (que siempre aparece en los crucigramas). Montañas, ríos, pequeños puentes de piedra, rutas sinuosas y el espectáculo del deshielo de montaña.

En Ginebra nos quedamos en el Albergue Geneve (20 rue Rothschild). Desde allí visitamos la iglesia anglicana de la santísima trinidad con sus hermosos vitrales, el lago Leman con su chorro de agua (Jet d'Eau) que alcanza 145 metros, y el Jardín Botánico (con varios dameros gigantes para jugar libremente), entre otras atracciones.

El famoso reloj de flores (Horloge Fleurie), es de plantas de colores, y no de flores - al menos en este momento del año. Es interesante además que forman con plantas el mes y el año: AOUT 98.

Caminando de casualidad, terminé escuchando a un grupo de Jazz gitano en un parque al aire libre.

Para llegar a Italia (rumbo a la costa azul), cruzamos el Mont Blanc pagando un peaje en Ginebra de U$S 5 para llegar a Francia + U$S 35 por el túnel + U$S 11 por el peaje italiano.

* "La peculiaridad del Ejército Suizo es el sistema de milicia. Los soldados profesionales constituyen sólo el 5 % del personal militar. El resto son ciudadanos alistados de entre 20 y 34 años" (wikipedia)


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


16.8.98

Ausfahrt nach München (ALEMANIA)

Munich - Alemania, 14/08/98

Las autopistas alemanas son grandes, rápidas, y en general están bien señaladas. Durante varios días nos llamó la atención que se hacia referencia a un lugar llamado "ausfahrt" el cual estaría a la izquierda de la ruta. Pero el cartel se repetía cada tanto y no podíamos creer que tantos pueblos se llamaran igual. Finalmente nos enteramos que significa "salida" en alemán.

Al llegar a Munich (München para los locales), nos alojamos en un buen lugar del centro, el Hotel Pensión Toskana (Schwanthalerstrasse 42), algo costoso para nuestro promedio pero bueno.

Munich está repleta de iglesias: Theatiner (segunda mitad del siglo XVII - estilo barroco italiano), Frauenkirche (Nuestra Señora, 1468 - con dos torres de reloj), Saint Peter (construida en el siglo XIV), Saint Michaels (1583 - lugar de la contrarreforma alemana).

La plaza principal es Marienplatz, donde está el viejo ayuntamiento neogótico (Rathaus) con un concierto de carillón (Glockenspiel) que no vale la pena esperar. Es hermosa la vista desde la torre.

Otros lugares para fotos son el Palacio Residenz, donde vivían los reyes de Baviera, y el Estadio Olímpico de Munich, que se aprecia mejor desde la torre de televisión que hay cerca.

En la zona del estadio, nos encontramos con una gran feria con juegos (en Theresienwiese el Parque ferial de la Oktoberfest) y probamos cerveza alemana (tipo chop, en una jarra gigante); muy dulce, seguramente con agregado de miel.

En las costas del río Isar (mayormente canalizado) muchos toman sol (y a pesar de estar en medio de la ciudad no faltan el topless ni el nudismo).

Estuvimos en Dachau, uno de los Campos de Concentración Nazi más importantes (fue el primero en 1933, y siguió en operación hasta 1945). Se hace difícil describir las sensaciones de estar en ese lugar. En lo personal evité las fotos, pues las consideré innecesarias. Al igual que en otras situaciones horrorosas de la historia reciente de mi país, es importante recordarlas para mantener firme el NUNCA MÁS.

Freiburg - Alemania, 16/08/98

Rumbo a Zurich (Suiza) nos quedamos en el Albergue Freiburg (Kartäuserstrasse 151). Con desayuno y céntrico, así que es una opción recomendable.

Luego Baden Baden en la Selva Negra (montañas, lagos y muchísimo paisaje verde en el extremo suroeste de Alemania), y cruzamos a Suiza para llegar a las cataratas del Rin.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


12.8.98

El corazón de Bohemia (REP CHECA)

Praga - Rep. Checa, 12/08/98

Praga es el centro de la región de Bohemia, y capital de la antigua Checoslovaquia, hoy República Checa. Pero además es una ciudad detenida en el tiempo, a orillas del río Moldava, llena de encanto, historia y cultura (entre los más famosos: Franz Kafka, y el autor de "La insoportable levedad del ser" - Milan Kundera). Fue en Praga donde Mozart estrenó Don Giovanni.

Es una ciudad para caminarla despacio, disfrutando de sus calles peatonales, de sus rincones, de su cultura, y sus edificios antiguos. La ciudad se mantiene como por arte de magia, ya que ni las bombas en las guerras, ni los terremotos de la zona tocaron Praga.

El Castillo y la Catedral de San Vito (con espectaculares vitrales) están en lo alto de una colina (las calles empedradas son bastante empinadas, y algunas tienen escaleras). Desde allí la vista es impresionante. También presenciamos un nuevo cambio de guardia; esta vez al estilo checo, con uniformes y casillas celestes, y músicos tocando desde las ventanas del castillo.

En el puente (Karluv Most) una banda de jazz haciendo música con instrumentos acústicos y cantando con un cono de cobre a modo de amplificador, tienta al viajero a sentarse a descansar. Cuenta la leyenda que un sacerdote (San Juan Nepomuceno), que no quiso compartir las confesiones de la reina Juana de Baviera a pedido del rey Wenceslao VI, fue lanzado al río desde este puente (una placa, que todos tocan para la suerte, recuerda el hecho).

La plaza principal del otro lado del río Moldava, tiene un reloj astronómico en lo alto del ayuntamiento, el cual tiene movimiento (pasan los doce apóstoles) y sonido en las horas en punto.

La Iglesia del Niño Jesús de Praga, es otro lugar imperdible de la recorrida, con alto valor simbólico y una pequeña estatua de Jesús niño cubierto por una capa de tela que cambian periódicamente. Otra iglesia que visitamos fue la de Nuestra Señora de Tyn.

En Praga pudimos aprovechar para comer bien, pues es el lugar más barato de Europa. Una cosa que nos quedó pendiente, fue ir a espectáculos de teatro (sobre todo son famosas sus obras de teatro negro y marionetas).

Praga está dedicada por entero al turismo, y eso se nota en las calles sobre pobladas de extranjeros. Las casas del centro antiguo son bares, boliches, hostels, tiendas de souvenirs, o locales de cristal de Bohemia. Pero todo muy ordenado y muy cuidado. Incluso se mantiene una estética bien particular, lo cual se refleja en los recuerdos que uno puede traer, como jarras, remeras, posters, etc. La marca "fun explosive" tiene varios souvenirs con diseños muy atractivos del artista checo Jiří Votruva.

Entramos a un lugar que parecía un "museo de la armadura" y enseguida notamos que cada artefacto tenía el precio colgado, pues no es un museo sino una tienda. Fabrican armaduras y otros objetos de época y los venden.

Una anécdota divertida fue la comunicación con una pareja de veteranos que nos alojaron en su casa (Familia Plasil - Sturnova 4, Natruhlarse). Ellos solo hablaban alemán y checo, nosotros les respondíamos en español, pero nos entendíamos. En el día de record histórico de calor, el dueño de casa nos muestra a los caballeros del grupo la tapa del diario donde aparecía una mujer con sus pechos descubiertos. No fue difícil traducir sus comentarios al respecto, así como tampoco descifrar las palabras de su esposa que horrorizada estaría diciéndole a nuestras compañeras, algo así como "¡estos hombres!".

El contraste está en la entrada a la ciudad, pues en la ruta lo primero que se ve son nigth clubs, wisquerías, moteles, etc. promocionados por chicas semi desnudas. La República Checa es una zona roja muy conocida en Europa, y tiene mucho que ver con el alto transito de camiones que recibe. Lo que es muy loco, es que en la ruta se ven en medio de la nada, prostitutas y enanos de jardín – ambas cosas a la venta, y bastante feas.

Cerca de Praga, está la ciudad de Pilsen, y obviamente allí fuimos, ya que es la cuna de la cerveza más difundida del Mundo. Allí visitamos el Museo de la Cerveza.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


11.8.98

Berlín sin muro (ALEMANIA)

Berlín - Alemania, 09/08/98

La ruta desde los nórdicos hasta Berlín es larga, lo que nos obligó a pasar una noche en un pueblo alemán que encontramos en el camino. Tuvimos suerte (después de 6 horas buscando algún lugar bueno y barato) terminamos en el Hotel Bur Mueber Bucht (1 ruta 192 Schwerin). Unas hermosas cabañas que estrenamos, gracias a la amabilidad de varios alemanes que al consultarles se desviaban para guiarnos, e inclusive llegaron a bajarse ellos mismos a preguntar por nosotros.

Al otro día llegamos a Berlín y nos instalamos en el Hostal St. Michaels Heim (Bismarkalle 23), un hermoso edificio antiguo donde la pasamos de maravillas. Hay que estar preparado para caminar mucho, pues andar en la camioneta no es práctico, y las distancias son enormes.

La "Avenida de los Tilos" es la mas larga del mundo, y la recorrimos desde la famosa Puerta de Brandemburgo (Plaza de Paris), luego de haber estado en el otro lado de la ciudad visitando el Monumento a los Caídos con caracteres rusos aún presentes.

De ambos lados de la ciudad (antes dividida por el muro) se encuentran interesantes lugares, como El Museo de Historia Nacional (con un buen relato de la historia reciente de las dos alemanias y el proceso de reconstrucción), la Catedral de San Nicolás (con un impresionante órgano de tubos) y un monumento a Marx y Engel (frente al ayuntamiento). También hay una iglesia (Kaiser Wilhelm) que es impresionante como se mantuvo en pie a pesar de los bombardeos.

Dresden - Alemania, 11/08/98

Al salir de Berlín pasamos por la cercana ciudad de Postdam (antigua capital del imperio prusiano) donde Stalin, Churchill y Truman se reunieron para resolver el destino de Alemania tras el fin de la guerra en 1945. Visitamos la Universidad, el Palacio Nuevo (1769), el Palacio Naranja (1851), el Sanssoucci (1745) con sus escalinatas y jardines, y la Casa del Té Chino.

Sanssouci era el lugar de residencia de verano de Federico "el grande". Años más tarde, según cuentan las biografías el mismísimo Napoleón no podía creer que estaba durmiendo en la misma cama y siendo despertado por el mismo despertador que años atrás, había sido posesión de Federico II de Prusia.

Más adelante nos detuvimos en la ciudad de Dresden, donde lo más impactante es el mural Fürstenzug que representa la procesión de los duques. El mural consiste en 24.000 azulejos de porcelana pintados, que ocupan cien metros de largo.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


6.8.98

No solo premios Nobel (SUECIA)

Estocolmo - Suecia, 06/08/98

En 1901 se comienzan a entregar los premios que Alfred Nobel había indicado en su testamento, y por siempre las miradas del Mundo quedarían fijas en el reino sueco, como lugar donde se estimula a investigadores, inventores, y creadores.

Este país que fue hogar para refugiados de todo el Mundo, y en los años ’70 especialmente de quienes eran perseguidos por las dictaduras latinoamericanas, es un rincón hermoso de Europa, con altos niveles de educación y bienestar social.

No llegamos a la fiesta de Midsommar (que es el fin de semana más cercano al 24 de junio), cuando los suecos celebran el día más largo del año (el solsticio de verano) que es prácticamente de 24 horas.

En cambio estuvimos en plena celebración de la Fiesta del Agua, con una feria de artesanías, shows en vivo, y mucho movimiento entorno al Lago Malaren y sus cursos de agua.

También vimos el barco Af Chapman, que es un albergue que funciona en un barco amarrado en los muelles de Estocolmo, pero nosotros nos quedamos en el Camping Eklundsnas Bad Och, más barato.


Escuche este artículo, haciendo play aquí: