29.8.98

Noches de Jazz y Blues (REP CHECA)

Praga - Rep. Checa, 29/08/98

Un largo viaje en tren desde Paris, para volver a Praga.

Después de tantos meses de viaje, se siente extraño llegar a un lugar "conocido". Por suerte me tocó repetir una ciudad de la cual me fue fácil enamorarme, así que me dediqué a disfrutar, en lugar de simplemente hacer turismo.

La espera frente a la embajada uruguaya en Praga (cerrada por ser fin de semana) fue bastante larga, pues mis nuevos compañeros se demoraron en llegar. Mientras esperaba almorcé en un restaurante local (U Voja Cku). Rico pescado, y como había escrito antes, muy barato para lo que son los precios europeos.

Con este nuevo grupo los alojamientos fueron más económicos, apostando básicamente a camping donde a veces acampábamos y otras veces usábamos cabañas. En Praga la opción fue la de unas cómodas cabañas en el Autocamp Trojska (Trojska 375/157).

Una vez instalados, mientras los compañeros hacían los recorridos turísticos (que yo ya había hecho) me dediqué a visitar nuevamente mis dos lugares favoritos de la ciudad: El Castillo de Praga (en cuya torre había un condenado a muerte que extendió su vida tocando el violín, ya que era tan bueno que la gente prefería escuchar su música antes que lo mataran), la Iglesia Gótica (con sus torres de 58 metros de alto) y el Puente sobre el río Moldava del año 1357 (con la música de la banda de jazz del puente, de la cual me traje un CD).

Por la noche pudimos disfrutar un poco de música. En dos noches diferentes fuimos a dos lugares bien distintos: por un lado al tradicional Reduta Jazz Club (fundado en 1958 y que se cuenta como uno de los primeros de Europa) donde tocaron grandes del jazz y algunos otros famosos como Bill Clinton en el saxo. Allí pagando una entrada nada cara (3,75 dólares) vimos una banda local llamada "El ojo del huracán".

La otra experiencia musical fue en un pub más pequeño (U Malého Glena), donde tocaba "Stan The Man" Bohemian Blues Band presentando su disco: "Liquor, Love & Lies". Realmente muy buenos. Los dos primeros temas dejaban lucirse al guitarrista con muy prolijos solos, pero luego ocupó su rol fijo de bajista y su titular fue aún mejor. Los músicos iban rotando desde las mesas del público, alternando bateros, guitarristas y pianistas al mejor estilo jam session.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


28.8.98

Luces de París (FRANCIA)

Lyon - Francia, 23/08/98

La visita a Lyon fue rápida, a penas conocimos la Basílica de Fourvière (que tiene una muy buena vista de la ciudad), y en seguida tomamos ruta a Paris.

Pasamos una noche en el Hotel Fórmula 1 - Lyon Chasse sur Rohne (Rue F Mistral). Esta cadena se caracteriza por funcionar casi automáticamente con muy poco personal. No hay muchas comodidades pero es rápido y práctico para quien está viajando.

París - Francia, 28/08/98

En París no es fácil resolver el tema del alojamiento. Es buena idea, al igual que en Inglaterra, tener algo resuelto al menos para las primeras dos noches. Nosotros tuvimos suerte, y encontramos el Lux Hotel (bueno, sencillo y céntrico: 8 av. Corbera - Revilly - Diderot) y desde allí nos manejamos en Metro por la ciudad.

La ciudad es grande, pero se recorre fácilmente utilizando el metro (conviene comprar un pase turístico PARIS VISITE que venden para circular libremente durante varios días). Los lugares para visitar son muchos y muy dispersos (las cuadras parecen eternas al hacerlas caminando). Viajar en metro implica hacer combinaciones de trenes, pues en general no hay uno que te lleve directo a donde vas. La noche tiene su movimiento, pero hay que tener en cuenta que la mayoría de los metros dejan de pasar a cierta hora.

La recorrida empezó recordando el viaje a Egipto, pues en la Plaza de la Concordia los franceses lucen un Obelisco de Luxor con la punta de oro, de la época de los saqueos imperiales. Incluso al pié está detallado el proceso de traslado.

Luego, el Arco del Triunfo (tuvimos que hacer caso a lo que decían los folletos y cruzar usando el túnel subterráneo, pues el transito es caótico). En el centro una llama permanente recordando el soldado desconocido, y dentro un museo. Desde allí muy buena vista para tomar fotos sobre la Av. Champs Elysee. Hay otro arco en la Plaza Carrousel.

En lo alto de la Torre Eiffel (que lucía una cuenta regresiva para el año 2000), están las distancias a varias ciudades del Mundo, entre ellas Montevideo (10.933 Km del hogar). Frente a la torre las fuentes de la Plaza Trocadéro, un lindo lugar para pasar un buen rato.

Otra buena recomendación es visitar la Torre Eiffel de noche (unos U$S 10 por el ascenso), y tomar las fotos panorámicas de la ciudad durante el día en lo alto del Edificio Montparnasse.
Paris es una ciudad para tomársela con calma, y disfrutarla. Un paseo por la costa del Río Sena es algo que se disfruta. El Pont Viena es el más cercano a la Torre Eiffel, y más adelante está el Pont Royal, y la Isla de la Citè con la iglesia Sainte Chapell y sus 600 mts2 de vitrales.

La Iglesia de Notre Dame con sus torres góticas, se hace difícil de fotografiar por la falta de distancia. Otros edificios: Santa Magdalena (Magdalenae), Museo Picasso (Edificio Solé), Les Invalides y la Tumba de Napoleón.

En la rápida recorrida por el museo del Louvre (con el detalle de la pirámide de vidrio, que encaja de maravillas con el edificio histórico) nos dimos el lujo de ver sus tres obras más famosas: La Mona Lisa (colgada muy alta, y tras una placa de acrílico, fotografiada por millones de turistas por segundo), la Victoria de la Samotracia (bastante ignorada, en un corredor que muchos pasan de largo sin notarla) y la Venus de Milo. También es muy bonita una estatua ecuestre de Juana de Arco en oro, a las afueras del museo.

Otros clásicos imperdibles son: la Universidad La Sorbonne, el Sacre Coure y la Opera de la Bastilla (construida por el uruguayo Carlos Ott) frente a la Torre de Julieta.

Los franceses tienen fama de pocos amigos de los turistas y algo de cierto tiene esto. Los parisinos no se esfuerzan por comprender otros idiomas, y están siempre como en una actitud de molestia ante la presencia de los visitantes. Hay muchos marroquíes, verdaderamente negros, por todas partes. Algunos africanos (hijos de las colonias francesas) visten sus trajes típicos.

Intentamos tomar algo en el Café de la Paix, pero los precios son de locura.

En la Explanada de la Defensa hay mucho para ver. Por un lado están los grandes edificios de la ciudad nueva, el moderno Arco de la Defensa, los ascensores panorámicos, y la increíble experiencia del Cine Dome - pantalla en forma de cúpula de 1.100 mts2 de pantalla, con 15.200 Kwts de sonido.

Desde París, un tren rápido a Praga (136 dólares), previo pago de una Visa por la segunda entrada a República Checa (U$S 41), para comenzar la segunda parte del recorrido: Austria, Hungría, Italia, España, Andorra y vuelta a París.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


22.8.98

La Costa Azul (FRANCIA)

Menton - Francia, 20/08/98

Al salir de Suiza hicimos un pequeño pasaje por Italia, visitando Torino (Turín) y el río Po, para luego cruzar los Alpes nuevamente y empezar nuestro recorrido por la Costa Azul francesa.

Para visitar el principado de Mónaco nos instalamos el Albergue Plateau - St. Michel que funciona en el Camping Plateau. El lugar es en la ciudad francesa de Menton (a pocos metros de la frontera con Italia, y muy cerca de Mónaco).

En Mónaco visitamos el Palacio Real (con otro cambio de guardia incluido), el Puerto de Yates, el Casino y recorrimos sus calles tal cual lo hace el Gran Premio de Fórmula 1.

Nos pasamos un semáforo en rojo en Mónaco, y luego hablar un rato español para confundirlos lo suficiente, nos perdonaron la multa.

Niza - Francia, 21/08/98

Les Relais International de la Jeunesse (26 Av. Scuderi - Cimiez) fue nuestro alojamiento en Niza, pero no es recomendable por ser muy estricto en los horarios y el funcionamiento general del albergue.

La Costa Azul es famosa por la belleza del mar Mediterráneo enmarcado en las montañas. Obviamente es un rincón hermoso del Mundo, con playas de agua transparente. Para no quedarnos con la idea que todo es playa, visitamos las ruinas de la antigua ciudad de Cemenelum, que incluye un anfiteatro y termas públicas.

También estamos en una de las mecas del cine: Cannes. La alfombra roja estaba lista para el 51ene Festival International du Film. Allí en el Bd. de la Croisette ofrecían un paseo de 15 minutos en Ferrari por 300 FF (unos 60 dólares).

Marsella - Francia, 22/08/98

Después de un dialogo impensable entre uno de los compañeros de viaje (que supuestamente solo hablaba español) y el recepcionista nocturno del Hotel Timotel (18, B. Rabatau), logramos alojarnos con un costo razonable, pues nos hizo un precio 3x2.

Esta ciudad era nuestra última escala en el Mediterraneo para luego tomar la ruta al norte que nos llevaría a París - final del primer tramo y cambio de compañeros de viaje.

En ruta pasamos por Avignon (famosa por el Palacio de los Papas y el Pont d'Avignon del siglo XII sobre el río Ródano). La canción infantil dice "sur le pont d'Avignon, l'on y danse, l'on y danse", y no entendía porqué decía "bajo el puente" en lugar de decir "sobre el puente" (uno cree que abajo de los puentes solo hay agua), pero nos encontramos que bajo el puente hay una isla pequeña donde funcionaba una taberna.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


18.8.98

El Uruguay de Europa (SUIZA)

Zurich - Suiza, 17/08/98

En Uruguay durante años crecimos escuchando que nuestro país era "la Suiza de América", así que esperábamos grandes descubrimientos al llegar a este país, famoso por los relojes, un ejercito basado en milicia*, y la cruz roja entre otras cosas.

Lo primero en visitar (cruzando desde Alemania) fueron las Cataratas del Rin (Rheinfall). Impresionante la fuerza del agua y las imágenes de la espuma blanca y el agua verde como mar. Para los que se animen, la experiencia de subirse a un barco y enfrentar el río es muy interesante.

Quien quiera evitar el costo del acceso a las cataratas del Rin (que no supera un dólar), puede usar un camino que sale a la izquierda rumbo a la estación del tren, justo antes de entrar al Castillo.

Frente al Lago Zurichsee (Hornstr 5 Richterswil) nos alojamos en el Albergue Horn, algo lejos del centro pero muy recomendable.

En Zurich además de la típica visita a la iglesia Fraumunster del año 1230, fue muy interesante ver una exposición en plena ciudad de vacas. Varios artistas modificaron reproducciones de vacas, pintándolas y ambientándolas en la ciudad.

La noche en Zurich vale la pena. Muchos boliches y mucho movimiento nocturno.

Ginebra - Suiza, 18/08/98

Rumbo a Ginebra pasamos por Interlaken, que es como un pueblo en medio de la nada entorno al famoso río Aar (que siempre aparece en los crucigramas). Montañas, ríos, pequeños puentes de piedra, rutas sinuosas y el espectáculo del deshielo de montaña.

En Ginebra nos quedamos en el Albergue Geneve (20 rue Rothschild). Desde allí visitamos la iglesia anglicana de la santísima trinidad con sus hermosos vitrales, el lago Leman con su chorro de agua (Jet d'Eau) que alcanza 145 metros, y el Jardín Botánico (con varios dameros gigantes para jugar libremente), entre otras atracciones.

El famoso reloj de flores (Horloge Fleurie), es de plantas de colores, y no de flores - al menos en este momento del año. Es interesante además que forman con plantas el mes y el año: AOUT 98.

Caminando de casualidad, terminé escuchando a un grupo de Jazz gitano en un parque al aire libre.

Para llegar a Italia (rumbo a la costa azul), cruzamos el Mont Blanc pagando un peaje en Ginebra de U$S 5 para llegar a Francia + U$S 35 por el túnel + U$S 11 por el peaje italiano.

* "La peculiaridad del Ejército Suizo es el sistema de milicia. Los soldados profesionales constituyen sólo el 5 % del personal militar. El resto son ciudadanos alistados de entre 20 y 34 años" (wikipedia)


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


16.8.98

Ausfahrt nach München (ALEMANIA)

Munich - Alemania, 14/08/98

Las autopistas alemanas son grandes, rápidas, y en general están bien señaladas. Durante varios días nos llamó la atención que se hacia referencia a un lugar llamado "ausfahrt" el cual estaría a la izquierda de la ruta. Pero el cartel se repetía cada tanto y no podíamos creer que tantos pueblos se llamaran igual. Finalmente nos enteramos que significa "salida" en alemán.

Al llegar a Munich (München para los locales), nos alojamos en un buen lugar del centro, el Hotel Pensión Toskana (Schwanthalerstrasse 42), algo costoso para nuestro promedio pero bueno.

Munich está repleta de iglesias: Theatiner (segunda mitad del siglo XVII - estilo barroco italiano), Frauenkirche (Nuestra Señora, 1468 - con dos torres de reloj), Saint Peter (construida en el siglo XIV), Saint Michaels (1583 - lugar de la contrarreforma alemana).

La plaza principal es Marienplatz, donde está el viejo ayuntamiento neogótico (Rathaus) con un concierto de carillón (Glockenspiel) que no vale la pena esperar. Es hermosa la vista desde la torre.

Otros lugares para fotos son el Palacio Residenz, donde vivían los reyes de Baviera, y el Estadio Olímpico de Munich, que se aprecia mejor desde la torre de televisión que hay cerca.

En la zona del estadio, nos encontramos con una gran feria con juegos (en Theresienwiese el Parque ferial de la Oktoberfest) y probamos cerveza alemana (tipo chop, en una jarra gigante); muy dulce, seguramente con agregado de miel.

En las costas del río Isar (mayormente canalizado) muchos toman sol (y a pesar de estar en medio de la ciudad no faltan el topless ni el nudismo).

Estuvimos en Dachau, uno de los Campos de Concentración Nazi más importantes (fue el primero en 1933, y siguió en operación hasta 1945). Se hace difícil describir las sensaciones de estar en ese lugar. En lo personal evité las fotos, pues las consideré innecesarias. Al igual que en otras situaciones horrorosas de la historia reciente de mi país, es importante recordarlas para mantener firme el NUNCA MÁS.

Freiburg - Alemania, 16/08/98

Rumbo a Zurich (Suiza) nos quedamos en el Albergue Freiburg (Kartäuserstrasse 151). Con desayuno y céntrico, así que es una opción recomendable.

Luego Baden Baden en la Selva Negra (montañas, lagos y muchísimo paisaje verde en el extremo suroeste de Alemania), y cruzamos a Suiza para llegar a las cataratas del Rin.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


12.8.98

El corazón de Bohemia (REP CHECA)

Praga - Rep. Checa, 12/08/98

Praga es el centro de la región de Bohemia, y capital de la antigua Checoslovaquia, hoy República Checa. Pero además es una ciudad detenida en el tiempo, a orillas del río Moldava, llena de encanto, historia y cultura (entre los más famosos: Franz Kafka, y el autor de "La insoportable levedad del ser" - Milan Kundera). Fue en Praga donde Mozart estrenó Don Giovanni.

Es una ciudad para caminarla despacio, disfrutando de sus calles peatonales, de sus rincones, de su cultura, y sus edificios antiguos. La ciudad se mantiene como por arte de magia, ya que ni las bombas en las guerras, ni los terremotos de la zona tocaron Praga.

El Castillo y la Catedral de San Vito (con espectaculares vitrales) están en lo alto de una colina (las calles empedradas son bastante empinadas, y algunas tienen escaleras). Desde allí la vista es impresionante. También presenciamos un nuevo cambio de guardia; esta vez al estilo checo, con uniformes y casillas celestes, y músicos tocando desde las ventanas del castillo.

En el puente (Karluv Most) una banda de jazz haciendo música con instrumentos acústicos y cantando con un cono de cobre a modo de amplificador, tienta al viajero a sentarse a descansar. Cuenta la leyenda que un sacerdote (San Juan Nepomuceno), que no quiso compartir las confesiones de la reina Juana de Baviera a pedido del rey Wenceslao VI, fue lanzado al río desde este puente (una placa, que todos tocan para la suerte, recuerda el hecho).

La plaza principal del otro lado del río Moldava, tiene un reloj astronómico en lo alto del ayuntamiento, el cual tiene movimiento (pasan los doce apóstoles) y sonido en las horas en punto.

La Iglesia del Niño Jesús de Praga, es otro lugar imperdible de la recorrida, con alto valor simbólico y una pequeña estatua de Jesús niño cubierto por una capa de tela que cambian periódicamente. Otra iglesia que visitamos fue la de Nuestra Señora de Tyn.

En Praga pudimos aprovechar para comer bien, pues es el lugar más barato de Europa. Una cosa que nos quedó pendiente, fue ir a espectáculos de teatro (sobre todo son famosas sus obras de teatro negro y marionetas).

Praga está dedicada por entero al turismo, y eso se nota en las calles sobre pobladas de extranjeros. Las casas del centro antiguo son bares, boliches, hostels, tiendas de souvenirs, o locales de cristal de Bohemia. Pero todo muy ordenado y muy cuidado. Incluso se mantiene una estética bien particular, lo cual se refleja en los recuerdos que uno puede traer, como jarras, remeras, posters, etc. La marca "fun explosive" tiene varios souvenirs con diseños muy atractivos del artista checo Jiří Votruva.

Entramos a un lugar que parecía un "museo de la armadura" y enseguida notamos que cada artefacto tenía el precio colgado, pues no es un museo sino una tienda. Fabrican armaduras y otros objetos de época y los venden.

Una anécdota divertida fue la comunicación con una pareja de veteranos que nos alojaron en su casa (Familia Plasil - Sturnova 4, Natruhlarse). Ellos solo hablaban alemán y checo, nosotros les respondíamos en español, pero nos entendíamos. En el día de record histórico de calor, el dueño de casa nos muestra a los caballeros del grupo la tapa del diario donde aparecía una mujer con sus pechos descubiertos. No fue difícil traducir sus comentarios al respecto, así como tampoco descifrar las palabras de su esposa que horrorizada estaría diciéndole a nuestras compañeras, algo así como "¡estos hombres!".

El contraste está en la entrada a la ciudad, pues en la ruta lo primero que se ve son nigth clubs, wisquerías, moteles, etc. promocionados por chicas semi desnudas. La República Checa es una zona roja muy conocida en Europa, y tiene mucho que ver con el alto transito de camiones que recibe. Lo que es muy loco, es que en la ruta se ven en medio de la nada, prostitutas y enanos de jardín – ambas cosas a la venta, y bastante feas.

Cerca de Praga, está la ciudad de Pilsen, y obviamente allí fuimos, ya que es la cuna de la cerveza más difundida del Mundo. Allí visitamos el Museo de la Cerveza.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


11.8.98

Berlín sin muro (ALEMANIA)

Berlín - Alemania, 09/08/98

La ruta desde los nórdicos hasta Berlín es larga, lo que nos obligó a pasar una noche en un pueblo alemán que encontramos en el camino. Tuvimos suerte (después de 6 horas buscando algún lugar bueno y barato) terminamos en el Hotel Bur Mueber Bucht (1 ruta 192 Schwerin). Unas hermosas cabañas que estrenamos, gracias a la amabilidad de varios alemanes que al consultarles se desviaban para guiarnos, e inclusive llegaron a bajarse ellos mismos a preguntar por nosotros.

Al otro día llegamos a Berlín y nos instalamos en el Hostal St. Michaels Heim (Bismarkalle 23), un hermoso edificio antiguo donde la pasamos de maravillas. Hay que estar preparado para caminar mucho, pues andar en la camioneta no es práctico, y las distancias son enormes.

La "Avenida de los Tilos" es la mas larga del mundo, y la recorrimos desde la famosa Puerta de Brandemburgo (Plaza de Paris), luego de haber estado en el otro lado de la ciudad visitando el Monumento a los Caídos con caracteres rusos aún presentes.

De ambos lados de la ciudad (antes dividida por el muro) se encuentran interesantes lugares, como El Museo de Historia Nacional (con un buen relato de la historia reciente de las dos alemanias y el proceso de reconstrucción), la Catedral de San Nicolás (con un impresionante órgano de tubos) y un monumento a Marx y Engel (frente al ayuntamiento). También hay una iglesia (Kaiser Wilhelm) que es impresionante como se mantuvo en pie a pesar de los bombardeos.

Dresden - Alemania, 11/08/98

Al salir de Berlín pasamos por la cercana ciudad de Postdam (antigua capital del imperio prusiano) donde Stalin, Churchill y Truman se reunieron para resolver el destino de Alemania tras el fin de la guerra en 1945. Visitamos la Universidad, el Palacio Nuevo (1769), el Palacio Naranja (1851), el Sanssoucci (1745) con sus escalinatas y jardines, y la Casa del Té Chino.

Sanssouci era el lugar de residencia de verano de Federico "el grande". Años más tarde, según cuentan las biografías el mismísimo Napoleón no podía creer que estaba durmiendo en la misma cama y siendo despertado por el mismo despertador que años atrás, había sido posesión de Federico II de Prusia.

Más adelante nos detuvimos en la ciudad de Dresden, donde lo más impactante es el mural Fürstenzug que representa la procesión de los duques. El mural consiste en 24.000 azulejos de porcelana pintados, que ocupan cien metros de largo.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


6.8.98

No solo premios Nobel (SUECIA)

Estocolmo - Suecia, 06/08/98

En 1901 se comienzan a entregar los premios que Alfred Nobel había indicado en su testamento, y por siempre las miradas del Mundo quedarían fijas en el reino sueco, como lugar donde se estimula a investigadores, inventores, y creadores.

Este país que fue hogar para refugiados de todo el Mundo, y en los años ’70 especialmente de quienes eran perseguidos por las dictaduras latinoamericanas, es un rincón hermoso de Europa, con altos niveles de educación y bienestar social.

No llegamos a la fiesta de Midsommar (que es el fin de semana más cercano al 24 de junio), cuando los suecos celebran el día más largo del año (el solsticio de verano) que es prácticamente de 24 horas.

En cambio estuvimos en plena celebración de la Fiesta del Agua, con una feria de artesanías, shows en vivo, y mucho movimiento entorno al Lago Malaren y sus cursos de agua.

También vimos el barco Af Chapman, que es un albergue que funciona en un barco amarrado en los muelles de Estocolmo, pero nosotros nos quedamos en el Camping Eklundsnas Bad Och, más barato.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


3.8.98

Al borde del Polo Norte (NORUEGA)

Oslo - Noruega, 01/08/98

Nos vinimos hasta el norte de Europa en búsqueda de los fiordos en Noruega. Es un buen tramo de ruta, atravesando túneles en la montaña muy largos: 3.800, 4.200, 11.400 metros y más.

En Oslo, los restos de un barco vikingo, y el maravilloso Parque Vigeland con esculturas tan reales y con tanto “movimiento” que maravillan: el berrinche de un niño, una rueda de cuerpos, un par de niños corriendo, y un obelisco humano entre otras.

Se suma a nuestro archivo fotográfico un nuevo cambio de guardia, esta vez en la fortaleza Slott Akershus. Fue muy divertido ver como a uno de los guardias se le cayó un adorno de un hombro, y al finalizar la ceremonia otro guardia fue a levantarlo, pero sin perder la solemnidad de marcar el paso, ponerse en posición de firme y finalmente agacharse. Otra cosa que nos causó gracia fueron los movimientos para indicar cual de todos los guardias era el que ocuparía la casilla principal. Estaban todos parados en hilera y al grito del capitán todos los de la izquierda miraron a la derecha, y los de la derecha a la izquierda, quedando el del medio con cara de “otra vez yo”.

Oslo fue tomada en la segunda guerra mundial por los nazis por su punto estratégico en el Mar del Norte. Aquí visitamos el museo a la resistencia.

Bergen - Noruega, 03/08/98

En la ciudad de Oslo nos quedamos en unas cabañas del Camping Refling, pero en Bergen optamos por quedarnos en una casa particular (Johanne Haldorsen), algo lejos (Skaffamyrame 71 - Espeland Ruta E16 siguiendo los carteles indicadores de "camitas"), pero con un paisaje hermoso.

Bergen es indescriptible. Estamos al norte, con montañas nevadas, glaciares y fiordos. En la ciudad un mercado pesquero dominado por el color naranja. Probamos el salmón crudo que ofrecen los vendedores al público como si fuera fiambre.

Esta ciudad fue la primer capital de Noruega, se incendio completamente y quedo una callecita (con casas todas pintadas de colores), rememorando la Bergen original.


Escuche este artículo, haciendo play aquí: