14.5.98

Hong Kong un país distinto (CHINA)

Hong Kong - China, 14/05/98

Nuestra visita a Hong Kong es a menos de un año que éste volvió a pertenecer a la República Popular China (La isla de Xianggang - Hong Kong y Kowloon habían sido cedidos a Gran Bretaña "a perpetuidad" en 1842, cuando los ingleses atacaron China en la primera Guerra del Opio).

El martes 1º de julio de 1997, a la cero hora, China recuperó el control de Xianggang (que significa puerto perfumado, pues exportaban inciensos a China), luego de 155 años de dominio colonial británico. Macao (hoy en poder de los portugueses) se devolverá a China en el año 2000, y ese es el tema del momento.

Las diferencias son abismales, y con solo llegar al aeropuerto Kai Tak de Hong Kong (reemplazado por uno más seguro a partir de Julio 1998), alcanza para notar la limpieza y el orden, muy superior a las ciudades chinas. Edificios altos pegados a las montañas, es lo primero que se ve al llegar desde la pista del aeropuerto que tiene agua a ambos lados. Nos contaba nuestro guía (Sony) que el nivel de vida es muy caro, y pagar un apartamento es casi imposible.

En la ciudad volvemos al comercio del sexo con boliches "especializados", McDonald's y 7Eleven que nos dan el toque "hogareño" adquirido en USA. En China la comida había sido "demasiado típica" y por lo tanto casi "incomible".

Tuvimos un día libre sin excursiones que me permitió recuperarme de la fiebre que se repartió en todo el grupo (de los 60 que estamos viajando juntos al menos 20 hemos tenido fiebre, vómitos o diarrea al salir de China). Seguramente fue un "virus" que según parece aprovechó los cambios de alimentación y de temperaturas para arruinarnos algún paseo. Al pasar los días la fiebre se fue, pero sigo con tos y resfrío por una semana completa.

El mayor problema actual no son los 35 o 40 grados que hay afuera, sino que al subir al bus o al entrar a un hotel o a un shopping, la temperatura es mucho menor, y el aire acondicionado casi nos mata. Pensar que yo me reía de la guía que andaba de saquito en el ómnibus.

Este contacto con un poco de "mundo moderno" nos permitió aprovechar para enviar parte del equipaje, ya que uno junta muchos souvenirs durante el viaje.

El sueldo medio es de U$S 1.200 (50% de la población es pobre, con un ingreso de menos de U$S 500) y aquí la vida es muy cara (un apartamento de dos dormitorios requiere un alquiler de U$S 1.000 mensuales, con un precio de 10 millones de dólares).

Pude conocer poco de Hong Kong (linda vista desde el Pico Victoria), pero lo visitado da para pensar que estamos en el lujo de Asia, donde se vive muy bien al estilo occidental... pero Singapur es aún superior.


Escuche este artículo, haciendo play aquí:


No hay comentarios.: